Search

DesignLifer

Born Designer, Love Music, Great Life.

Category

Tipografía

Dices que diseñas. 50 tipografías que debes conocer

50-FUENTES-1b

[ ACTUALIZADO ] Hace más de 300 años Pierre Simón Fournier decidió editar un catálogo tipográfico, tratando de abarcar en la mayor cantidad posible las familias usadas hasta ese momento. Después Bodoni hizo lo mismo y este sistema fue replicado infinidad de veces hasta nuestros días. Hoy, gracias a la facilidad de comunicación, tenemos acceso a una cantidad de tipografías prácticamente ilimitadas: bien y mal diseñadas y programadas, gratis o por compra, copias y originales, en fin. Sería prácticamente imposible que alguien conociera y mucho menos identificara todas las tipografías actuales. Continue reading “Dices que diseñas. 50 tipografías que debes conocer”

Este texto no se lee

Show de presentación de nominaciones a los Grammys 2012.
Cuando un niño está aprendiendo a leer, lo que hace es ver cada letra por separado; cuando termina a veces grita la palabra con énfasis de triunfo ya que logró decifrar cada letra y conjuntarlas en una palabra que significa algo.

Continue reading “Este texto no se lee”

Steve Jobs, un gran diseñador

Picture 18

Cuando me preguntan a qué diseñador admiro, son muy pocos los nombres que me saltan a mi cabeza, entre ellos, Steve Jobs. Y sí, leyeron bien, Steve Jobs es comunmente conocido como un gran hombre de negocios, mercadólogo, ingeniero y visionario, pero las menos como diseñador. Aunque nunca estudió diseño —lo trae nato—, ha sido de capaz de cambiar la forma en la cual concebimos la acción de diseñar, no solo en cuanto a las herramientas computacionales y tecnológicas sino en procesos creativos, innovación, estilo y en tareas más difíciles y complejas del diseño: la ejecución exitosa de sus ideas.

Casi siempre que pensamos en un diseñador, vemos a alguien que plantea un proceso intelectual y es capaz de ejecutarlo; más allá de ello Steve Jobs es un director creativo, que sabe dirigir a un equipo efectivamente por un camino, que es capaz de descubrir y contratar talento, tomar decisiones y ejecutarlas bajo un esquema económico exitoso y prolífico.

Muchos concuerdan en su genialidad, yo lo hago viendo su lado gráfico. Desde que diseñó el sistema operativo para Macintosh, seleccionó las fuentes cuidadosamente: Geneva para los menús, Helvetica en vez de Arial como parte de las fuentes precargadas, Garamond como estafeta que marcó su regreso para salvar la compañía —tras ser despedido de su propia compañía— y Lucida para marcar el sello de la globalización de sus productos. Con su equipo inicial diseñó un logo cuyo único cambio en 25 años ha sido únicamente la aplicación de color, pero en cuanto a forma, inalterado, algo muy raro en nuestros días. Sus empaques son limpios y pensados en la experiencia de sus productos, desde que lo compras en la tienda, abres la caja y vas sacando y descubriendo en un orden perfectamente planteado adrede. Desde la primera Mac incluyó siempre una etiqueta de la manzana, las cuales vemos hoy en las partes traseras de los autos mayormente. El minimalismo de la comunicación, desde los empaques, hasta su sitio web, ejemplo de diseño de información claro, sencillo e intuitivo.

Apple mantuvo el perfil de una empresa pequeña. Scully, exdirector de la compañía —quien lo despidió— escribió sobre su desesperación a la terquedad con la que Steve se aferraba a sus ideas y que no le permitía dirigirla: tener un equipo de diseño y programación de no más de 100 personas, ya que no podía aprenderse más nombres de memoria y debía reconocerlos a todos; como CEO, se involucraba —a veces de más— en detalles de programación y diseño. Este fue un claro ejemplo que lo definía y que no logró entender la directiva sobre su muy personal filosofía de negocio, pero cuya efectividad ha quedado más que probada.

Picture 17

Steve es una persona difícil de tratar, se dice que ha hecho llorar a todo su equipo en más de una ocasión, pero la recompensa la tenemos en los diseños tan estilizados, minimalistas y estéticos de todos sus productos. Siempre un paso adelante, fue el primero en hacer del ratón la herramienta para hacer que su sistema funcionara con el mínimo de clicks, desterró el diskette de 3.5” en pleno auge, hizo lo mismo con el puerto Firewire 400, con los puertos para discos compactos en sus modelos Air y con las conexiones de video que cambian constantemente. Tan fiel a sus ideas que resultó chocante el ratón con un solo botón, la sincronización del iPod a través de un cable, cambiar nuestra forma de trabajo quitando los scrolls de las pantallas, tener que expulsar cualquier dispositivo antes de removerlo de su puerto, remover el teclado numérico de los teclados y su tan sonada aversión al formato Flash, al grado que lo está desterrado y encaminado a la extinsión.

Logró mezclar todos sus gustos personales en su compañía: Mercedes fue el primer auto en tener conectividad para iPod, fundó Pixar gracias a su pasión por la animación, su gusto por la música lo llevó a inventar el iPod (yo no sé por qué Sony se durmió con su walkman) y lo completó con iTunes y su tienda de música. Su visión de familia ha sido fuertemente criticada al someter las Apps a rigurosos escrutinios para aprobación y rechazo de las que contienen violencia excesiva y pornografía, pero creó iPhoto y iMovie para suplir los VHS, Súper 8 y los álbumes de la abuelita.

Picture 2

Sus teclados son blancos, los de los demás negros; sus carcazas han sido de colores y ahora de aluminio, cuando las PC tardaron años en pasar del beige al negro, le puso asa al iBook y juntó el monitor con el CPU en un solo volumen con el iMac, le quitó los botones al mouse y sacó el trackpad de las laptops. Le puso imanes a la conexiones para que no se cayeran de los escritorios e hizo que se pudiera apagar el equipo completo desde el sistema operativo.

Hace diez años se cuestionó el hecho de que nadie vendía sus productos adecuadamente, así que fundó las tiendas de Apple, que aunque no dice Apple en ningún lugar la sola manzana es reconocida globalmente, te cobran con iPods Touch, puedes navegar libremente por internet, cargar tu iPhone, abrir todos los productos para probarlos y si quieres puedes hasta pedir una pizza adentro de la tienda. Todo en un ambiente muy al estilo Mac: limpio e innovador. Con escaleras de cristal, fachadas impresionantes y luminosas y vendedores en todos lados.

Si ser diseñador siempre ha sido visto como una profesión diferente, que usa herramientas muy vistosas, como monitores grandes y programas espectaculares, Apple ha sido pieza fundamental en esta percepción. Con Adobe, Quark y Macromedia de la mano hizo del diseño toda una cultura separada de los demás. Recordemos que antes las Macs eran solo para diseñadores, es hasta la introducción de la línea iMac que Apple se diversificó en ser una empresa para todo público. Movimiento que implementó Jobs con su equipo de diseñadores, lidereado por el inglés Jonathan Ive y que le permitió salvar a la compañía de la quiebra al reincorporarse como CEO.

La idea de la manzana, que nació en un garage en Silicon Valley en 1976, a lado de Wozniack e incluso en algún momento con la cooperación de Bill Gates, ha ganado adeptos con el tiempo —al igual que detractores—, al grado de convertirse en la empresa más admirada, la número uno del mundo, la de mayor innovación y Steve Jobs como el hombre de la década según Fortune.
Tan solo el trabajo de diseño de Steve Jobs ha arrojado más de 300 patentes en Estados Unidos, por ello, sentirse identificado con su trabajo va más allá de solo ser usuario de sus productos, sino para aprender de su lógica de creación, de mantenerse fiel a sus principios y saber aplicar lo que mejor hacer de una forma práctica.

Es una lástima su renuncia, porque efectivamente termina la época de oro de Apple, ya que la mitad de la empresa está relacionada con Steve Jobs, su playera negra con cuello de tortuga, sus jeans y tenis blancos, sus secretos profesionales, sus grandes lanzamientos y la manera en la cual interpreta, transmite y explica la tecnología. Y aunque continuará como presidente de consejo de administración y empleado de la empresa, su ausencia se hará cada vez más evidente con el paso del tiempo.

Yo, me doy por bien servido, llevo ya 20 años usando Macs, desde la Classic II hasta mi MacBook Pro actual. Para mí Apple no es el iPhone o el iPad, es una Mac, es una interfase, es una armonía entre mi computadora y yo a través del diseño y pienso, que aunque no hubiera sido diseñador, hoy usaría una Mac.

Termino con un discurso que dio en Stanford en 2005 y en el que de viva voz narra su experiencia como fundador de Apple, su faceta como diseñador y su postura con la enfermedad y la muerte.

FontBook App: La all-in-one app

Fontshop comp

Siempre me han gustado los catálogos tipográficos. Hace tres años compré el último: FontBook, un compendio de todas las tipografías que están a la venta en FontShop, la tienda más grande de fuentes en internet, una enciclopedia de más de 1,000 páginas y 3 kg de peso. En el interior de sus páginas se enlistan las fuentes con toda la información respectiva: autor, año, tipo de programación (OpenType o TrueType) y catalogación.

Fontbook2lr

Este libro no es lo único que ha hecho FontShop por el bien de los diseñadores, trabajo lidereado por Erik Spierkemann, diseñador tipográfico creador de fuentes como Meta u Officina, además fundador de FontFont y FontShop. Su sitio web tiene muchos servicios —todos novedades tecnológicas en su momento—, como un buscador de tipografías que nos permite encontrar la que buscamos a través de ir definiendo los rasgos de lo general a lo particular; FontCase: un programa que visualiza todas las fuentes en un disco duro, estén cargadas o no es el sistema, además de poder gestionarlas, clasificarlas y obtener los datos sobre ellas, como el autor o año de diseño, incluso se pueden ver palabras que uno escribe en todas las fuentes; ha sido pieza angular en el desarrollo de las fuentes web, lo cual nos permite ya comenzar a usar tipos más allá de Georgia, Verdana, Arial o Times—por decir algunos ejemplos de las llamadas fuentes web— y ha publicado artículos muy valiosos que ayudan en la docencia cuando se habla de tipografía.

IMG 0032

La mayor novedad vino con la publicación de la más reciente reedición de FontBook: un acompañante en la era digital: FontBook App. Actualmente existen muchas aplicaciones para iPad con temas tipográficos —muchas de ellas muy buenas—, pero ésta tiene como primer punto a favor contener el catálogo completo. La forma de encontrarlas es muy variada e intuitiva, desde alfabéticamente, pasando por su clasificación hasta opciones no vistas anteriormente, como año de creación, autor o casa fundidora (el equivalente a una casa disquera, pero de fuentes).

IMG 0033

Buscar las fuentes por año permite además, esta parte educativa para poder comprender el desarrollo de las tipografías con el paso del tiempo y en respuesta a los tiempos históricos, incluyendo la fuerte influencia del arte en cada periodo.

IMG 0034

IMG 0035

IMG 0037

IMG 0038

También es posible crear una selección de nuestras fuentes favoritas para poder compararlas entre sí.

 

IMG 0039

Definitivamente esta App es obligatoria para todos aquellos amantes de la tipografía y más aún, una excusa perfecta para quienes dudaban de la utilidad de un iPad.

Resumen:

Puntos a favor:
• Muy fácil de navegar
• Contiene el catálogo completo de FontShop
• El costo es muy económico contra el costo del catálogo impreso $72MXN vs $100 USD + gastos de envío.

Puntos en contra:
• Se requiere conexión a internet para visualizar el sitio completamente, aunque existe un modo para navergar offline secciones esenciales de la app.

Catálogo de letras: mis primeros trabajos de diseño

Catletras 15 110706 lr

Hoy les voy a presumir un poco de mis primeros trabajos. Es de 1984, o sea, a los 13 años. Tomaba cuadernos de apuntes de la escuela y desde atrás, comenzaba a dibujar letras que copiaba de un catálogo de letras transferibles de Mecanorma que mi papá tenía en la casa. Al año siguiente, ya compré un cuaderno para empezar uno más en forma. En total hice 4, uno por año hasta 1987. Las imágenes son de los primeros dos.

Catletras 23 110707 lrCatletras 1 110706 lr

Catletras 2 110706 lrCatletras 6 110706 lrCatletras 7 110706 lrCatletras 8 110706 lr

 

Comenzaba copiando sin sentido alguno las letras, incluso las hojas técnicas. Después veía una fuente que me gustaba, como la de Pacman y entonces completaba el alfabeto. Sí, era súper ñoño.

 

Catletras 10 110706 lrCatletras 12 110706 lrCatletras 13 110706 lrCatletras 14 110706 lrCatletras 16 110706 lrCatletras 17 110706 lr

Seattle Public Library: Tipografía integrada a la arquitectura

Vancouver 1208 743

La primera impresión que te da el lugar construido en 2004 es un enorme edificio un tanto deforme; demasiados vidrios que podrían evocar una construcción de los ochenta, pero cuya forma no puede asignarse sino a épocas posmodernas. Puede parecer frío, pero una vez que atraviesas sus puertas el ambiente se torna lleno de vida: grandes espacios, techos altísimos y un diseño en forma de caracol muy parecido al museo Guggenheim en Nueva York.

Las escaleras eléctricas color verde fluorescente llaman la atención porque, además de su luminosidad, van mostrando palabras que aluden a la lectura en tipografía Futura Bold. Con ésto comienza un diálogo poco común pero definitivamente familiar entre el asistente y el edificio. La tipografía tiene la ventaja de entablar un lenguaje muy claro. Cualquier arquitecto busca que los espacios jueguen ese papel de cercanía con el visitante, que la paredes hablen, que los pisos y techos logren transmitir emociones, como si se tratara de una obra de arte, pero la tipografía es contundente, sin tanta retórica y directo al punto.

Spl wall 1

Rem Koolhaas, arquitecto de la Biblioteca, logra que las letras salten de los libros, de los estantes, de los letreros mismos y se integren en el espacio de forma viva, para que transiten con nosotros, se dejen pisar y nos guíen a traves de un enorme pasillo sin fin, que nos llevará hasta el último piso.

No es tipografía por la tipografía misma, cada espacio tiene una finalidad diferente, en algunos casos es estética como en la planta baja, donde el piso de madera tiene talladas diferentes palabras en cualquier lenguaje o forma de escritura. En los pisos superiores, los marcadores de pasillos salen de los estantes, donde están comunmente, y forman parte del piso, como si se tratara de indicaciones de tránsito. Los letreros usuales en lugares públicos, como aquellos que restringen el paso o indican locaciones exclusivas para empleados, también pasan de ser señalizaciones con un nivel jerárquico menor a protagonistas que alteran la esencia del lugar.

Spl wall 2

Sin duda alguna, The Seattle Public Library es un ejemplo muy claro del uso tipográfico integrado a la arquitectura. Un lugar obligado para cualquier amante de la tipografía. Qué mejor manera de acercarse a la lectura sino a través de las letras.

Spl wall 3

 

 

Se diseña en español

Espanol sedisenaenespanol

Siempre he sostenido que los diseñadores gráficos, especialmente quienes nos enfocamos en el área editorial, no podemos estar ajenos al buen uso del idioma y la ortografía. Como comunicadores, las cosas que hacemos sirven para transmitir cultura. Por ello mi desacuerdo con los publicistas y diseñadores que gustan de crear anuncios inaugurando palabras como “expulsación” o “pecsi”.

También tenemos la idea que la única forma de aprender a escribir correctamente —si no lo aprendimos en la escuela— es leyendo, pero no, el simple hecho de haber entrenado nuestro ojo y mente a la examinación de nuestro entorno debe hacernos sensibles también a fortalecer la forma de escribir y de comunicarnos.

Por ello, y para ahorrarnos años de contemplación, les presento la totalmente rediseñada guía para escribir correctamente, la cual irá en constante aumento día a día.

Espanol altasybajas

Uso de altas y bajas

Para no hacernos bolas, la tendencia del español es usar minúsculas, con frecuencia nos equivocamos porque en inglés las mayúsculas se usan con mucho mayor frecuencia.

  1. Los días de la semana, los meses y las estaciones del año se escriben en minúsculas. Las mayúsculas iniciales se usan más en inglés (En español: lunes, junio, primavera. En inglés: Monday, June, Spring).
  2. En obras artísticas y literarias, solo la primera letra de la primera palabra es en alta: México, lindo y querido, Compro, luego existo.
  3. Las festividades, tanto nacionales como religiosas: navidad, día del padre, revolución mexicana, semana santa.
  4. Los oficios profesiones y cargos: licenciado, fotógrafo, señor, abogado.
  5. Las disciplinas, ciencias e idiomas: karate, inglés, biología.
  6. Los gentilicios: italiano, tamaulipeco.
  7. Las palabras partido, unión, congreso, asamblea, simpósium, cámara, siempre y cuando no formen parte de un nombre propio.
  8. Las frases publicitarias, eslogans y frases, comienzan con mayúscula pero se siguen en baja: Imagínate una playa.
  9. La palabra estado cuando nos referimos a una entidad del país, se usa en alta cuando se refiere a un sinónimo de gobierno. Se exceptúa por uso al Estado de México, ya que se diferencia del país: El jefe de Estado visitó el estado de Yucatán.
  10. Existen las llamadas altas reverenciales, que aplican para distinguir cargos de dignidad, especialmente en política y religión: Ahí viene el Presidente, Ser Supremo; también incluye Biblia.

Como dato curioso, se utiliza el término altas y bajas para referirse a las mayúsculas y minúsculas, ya que cuando las imprentas armaban los originales a través de tipos, las mayúsculas estaban colocadas en cajas arriba de las minúsculas. Otra forma de llamarle a las altas son versales o capitales.

Proyecciones de tipografía

PHL 492 110506 lr

Es de noche y mientras caminamos por la calle dejo de escuchar lo que me están diciendo, llegamos a un espacio abierto en la ciudad de Philadelphia, la entrada de un hospital, coloreado con jardines, edificios de ladrillo rojo y como protagonista, una feria tipográfica que se proyecta en todos lados donde llega la luz desde el pequeño cilindro de metal. Un deleite.

PHL 489 110506 lrPHL 476 110506 lrPHL 487 110506 lr

Blog at WordPress.com.

Up ↑