Aw

Richard Stolley fue director editorial de las revistas Time y People. Uno de los eventos que platica en su vida como editor fue cuando se murió Elvis Presley en 1977. Ese día cerraba la edición de la revista. Cuando fue a despedir a sus empleados porque eran las 4 de la mañana, se dio cuenta que todos alrededor estaban escuchando música de Elvis en medio de un ambiente gris y silencioso. Afirma que ese fue el momento en que se dio cuenta de uno de los errores más grandes de su carrera: debió retrasar la edición para darle prioridad a la muerte del Rey de Rock.

Posteriormente desarrolló una una guía para entender cómo debían seleccionarse los personajes en las portadas de las revistas:

Joven es mejor que viejo
Guapo es mejor que feo
Rico es mejor que pobre
Televisión es mejor que películas
Películas es mejor que música
Música es mejor que deportes y
Cualquier cosa es mejor que política

Después, cuando murió John Lennon en 1980, no cometió el mismo error y se convirtió en el número más vendido de la revista hasta ese momento. De ahí surgió el corolario de su Ley:

Nada es mejor que la muerte de una celebridad

Esto queda comprobado tras la muerte de Michael Jackson. Recuerdo perfectamente cuando murió, en un aeropuerto estadunidense había un estante de revistas en donde el 90% de ellas tenía la foto del Rey del Pop en la portada. Un festín de ventas para el mundo editorial. Tan solo este fin de semana que muere Amy Winehouse, no resulta extraño que se encuentre en los discos más vendidos en prácticamente todo el mundo, que sus videos se soliciten repetidamente en YouTube y que los canales de espectáculos y música hayan modificado su programación para destacar la noticia. Esperemos próximamente hasta un nuevo disco o mínimo un sencillo perdido de esta celebridad.

Por último, si este post lo hubiera sacado hace un par de días, seguramente hubiera tenido 100 veces más circulación.

Para terminar: una foto de Richard y yo (no podía faltar).

Sfo 080717 971